“Nuestras clientas salen por la puerta con un vestido encantadas, eso es un verdadero éxito”

 

“Que la gente te conozca es muy difícil porque hay marcas muy fuertes y no es sencillo que las personas dejen de acercarse a esas empresas y acudir a la tuya”

 

 

Comenzó en el mundo de la moda de la mano de Petro Valverde. Ahí es nada. Antes de tener su propio negocio, también estudió empresariales y trabajó como contable pero Cristina Pascual siempre tuvo claro que lo suyo era el diseño. En una época económica delicada decidió aventurarse como emprendedora apostando por la innovación,  la exclusividad y la calidad. Esta joven asturiana ha conseguido el sueño que perseguía y ahora recoge los frutos porque cada vez más novias y madrinas cruzan las puertas de sus talleres, en Oviedo y Madrid, para que refleje su personalidad con un vestido. De forma artesanal Cristina confecciona a mano cada prenda, y en ellas siempre imprime un sello sofisticado y sencillo que las convierten en una elección perfecta para cualquier ceremonia. Su trayectoria parece corta pero al hablar con ella uno comprueba que todos podemos sacar provecho y seguir sus consejos para triunfar.

Cristina-Pascual-Desayunos-con-Diamantes

 

 

Max Álvarez

@maxalvareztv

 

¿La moda para ti ya era un sueño pequeña?

Sí, yo cuando estaba en el colegio ya comentaba en casa que me gustaría ser diseñadora y dedicarme a la moda.

 

Luego comenzaste a estudiar y terminaste haciendo empresariales, hay quien dice que eres una contable dentro del mundo de la moda…

Para nada, por Dios. Solamente es que no hay nada como formarse, terminé mis estudios como diseñadora que era lo que me gustaba pero pensaba que me faltaba una base para entender un poquito de números porque estaba bastante destinada a crear mi empresa. Nunca tuve la idea de quedarme en ese mundo porque no es algo que me ilusione, fue una formación más que compaginé también con trabajo.

¿Cómo fue el proceso de creación de tu propia marca?

Fue con tiempo, y basándome en un tipo de negocio que era el que me gustaba: el negocio cercano, las prendas exclusivas de tú a tú. Me parecía que lo podía hacer bien, contacté con la asociación de moda Adymo y con la ayuda del semillero de empresas de Valnalón comencé a hacer mi proyecto.

 

¿Y qué fue lo más difícil?

Yo creo que abrirte mercado, que la gente te conozca al principio es muy difícil porque hay marcas muy fuertes y no es sencillo que las personas dejen de acercarse a esas empresas y acudir a la tuya. Al final ves que va viniendo gente, te van conociendo… El boca a boca también es importante, así es como te vas abriendo paso porque los comienzos no son fáciles para nadie. Todo es poquito a poco pero las cosas van saliendo y estoy muy satisfecha porque el tipo de clienta es un público encantador.

 

¿Cómo fue la experiencia en el semillero de Valnalón y qué le dirías a alguien que ahora esté empezando?

A mí me sirvió y me ayudó mucho, sobre todo a estructurar mi cabeza en cuanto a cómo formar una empresa de la nada. Yo les diría que pasaran por aquí, y que las cosas que muchas veces pensamos salen porque hay proyectos preciosos que sólo necesitan un poquito de ayuda y planificación.

 

 

Tienda en Oviedo y desde hace un año también en Madrid, ¿se puede hablar de que Cristina Pascual ya es un éxito?

No, estamos triunfando en cuanto a que nuestras clientas salen por la puerta con un vestido encantadas, eso es un verdadero éxito para nosotros. Más allá, somos una empresa más que intenta abrirse camino y hacer las cosas bien y de forma seria.Desayuno-Con-Diamantes-XI-RenovAcción-Asturias (34)

 

¿Cuáles son las claves para que tus diseños triunfen?

Creo que llegan al público, tienen un punto que une un poquito de futuro con un poquito de pasado en el sentido de que tienen una base clásica pero tienen algo nuevo y diferenciador,  y pienso que es lo que a la gente le gusta.

 

¿Qué metas te marcas a partir de ahora?

Seguir haciendo fuerte la marca, seguir trabajando con tanta ilusión, y que cada vez las novias nos conozcan más y que cada vez se vayan más contentas.

 

¿En qué te inspiras para crear?

La verdad que en cada clienta, en cada persona que tengo en frente porque voy a trabajar para ella en exclusiva, intento captar un poquito la esencia de esa persona y lo que quiere de mí como diseñadora para que vaya realmente encantada con el vestido que va a llevar.

 

¿En un mundo globalizado es difícil ser original?

Claro, pero unas veces intentas ser original y otras que la persona vaya con un vestido que le siente a la perfección. Todos tenemos un exceso de información brutal que también está bien para que la gente sepa a dónde tiene que dirigirse y qué es lo que encaja con su forma de ser.

 

Ofreces diseño, vanguardia, calidad… ¿Pero apto para cualquier bolsillo?

Creo que sí, es una pregunta difícil porque con quién se nos compara. Hay empresas de vestidos de novia con un coste mucho mayor que los míos y también mucho más bajos. Sinceramente pienso que la relación calidad-precio es realmente buena, tenemos que pensar que son prendas especiales, muy trabajadas, y que detrás llevan el trabajo de varias personas, no es una camiseta. Pero Cristina Pascual es una marca muy accesible.

 

¿Es cierto que el sector de la moda en Asturias está cobrando relevancia? ¿Se necesita más apoyo?

Sí, hay gente muy buena con muchísimo talento que está deseando despuntar e intentándolo aquí, lo vemos con los certámenes de jóvenes diseñadores. Los apoyos ojalá sean más, nosotros aquí estamos intentando que se nos haga más caso. Siempre nos han escuchado, pero creo que ahora se dan cuenta de que la moda asturiana cada vez se está haciendo más fuerte y que es un sector más que potenciar.

 

¿Todavía sigue habiendo crisis en este sector?

La moda nupcial es un sector muy especial, aunque sí que ha afectado la crisis igual no se nota tanto como en otros sitios porque hay que pensar que una boda es tu día, y además puede ser cierto que la gente esté ya más contenta y optimista.

 

¿Qué te ha parecido este Desayuno con Diamantes?

Fabuloso, hay mucha gente con un montón de ideas detrás y conoces a muchas personas con iniciativa e ilusiones.         Te permite hacer muy buenos contactos y conocer un poco el trabajo del prójimo que a veces está un poco más lejos, o no lo conoces porque no está en tu misma acera así que sin duda, merece la pena.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial